Víbora Nocturna: Descripción, Morfología, Reproducción, Veneno Y Más

La víbora nocturna (Causus defilippii) es una especie de serpiente venenosa de la familia Viperidae. La especie es endémica de África Oriental, no hay subespecie reconocida en inglés es llamada snouted night adder.

Descripción de la víbora nocturna

Esta víbora exhibe un color base marrón suave o marrón rosáceo y también algunos ejemplares pueden tener color grisáceo. Sobre esta base llevan entre 20 y 30 manchas oscuras semicirculares a lo largo de la espalda.

La cabeza tiene la forma triangular propia de las víboras con una línea oscura ubicada atrás de los ojos. La zona ventral es amarillenta uniforme aunque algunas veces presentan manchas grises o pardas dispersas. Los ejemplares juveniles de la víbora nocturna mayormente son grises o de color negro.

Morfología

Causus defilippii como es llamada científicamente la víbora nocturna mide en promedio de 20 a 35 centímetros, aunque algunos ejemplares poco comunes han llegado a medir 50 centímetros.

  • La cabeza de esta víbora es ancha y corta, con un hocico de aguda punta. Los ojos son de tamaño medio bordeados por 1 a 2 escamas pre-oculares e igual número de post-oculares y sub-oculares.
  • Los labios de la víbora nocturna están bordeados por 6 a 7 escamas en la parte superior del labio y de 7 a 10 en el labio inferior. Las escamas temporales suelen ser de 2+3 o de 2+4 y en rara ocasión 1+2.
  • En la zona dorsal hay entre 16 y 18 filas de escamas poco aquilladas, en la zona ventral pueden tener entre 108 y 128 escamas. Con una sola escama anal.

Distribución y hábitat

La víbora nocturna  está distribuida en Tanzania y Kenia, también puede verse en el oriente de áfrica en Mozambique, Malawi, Zimbabue y Zambia. En las provincias norteñas sudafricanas de KwaZulu-Natal y Mpumalanga y más al sur en Unguja y Durban.

Su hábitat es de sabanas secas y húmedas, bosques y matorrales a nivel del mar y hasta a altitudes de 1800 metros. Prefiere las zonas húmedas pero puede prosperar en zonas secas y rocosas

Alimentación

Te puede interesar también
1 De 11

Como su nombre común lo dice Causus defilippii es de hábitos nocturnos aunque no del todo. Es una serpiente terrestre pero también puede trepar la vegetación baja persiguiendo ranas.

También puede cazar de emboscada ocultándose en el suelo y cuando la presa se acerca lanza un rápido golpe. Pero esta especie cuando esta cautiva se vuelve mansa y deja de golpear velozmente.

Reproducción

Como todas las especies del genero causus, la víbora nocturna pone huevos. Esta forma de reproducción es considerada primitiva dentro de la familia viperidae a la cual pertenece.

Veneno

No hay mucha información sobre el veneno de la víbora nocturna, pero de los pocos casos que se conocen han sido descritos los siguientes síntomas:

  • Rápida inflamación
  • Fiebre
  • Fuerte dolor
  • Inflamación de los ganglios

Los síntomas disminuyen al pasar las horas y hasta ahora no ha sido reportado ningún caso con daño a los tejidos, en la actualidad no existe ningún anti-veneno para tratar mordidas de víbora nocturna.

Consejos

A pesar de las precauciones a veces es imposible evitar una mordida, y si esta ocurre es muy importante saber qué hacer. No te quedes en el medio del bosque preguntándote que hacer.

La mordida de cualquier serpiente debe considerarse como delicada y aunque cada especie venenosa es distinta el veneno tiene algo en común, está diseñado para inmovilizar presas y para iniciar la digestión. Por este motivo si resultas mordido lo primordial es buscar atención medica, aun si no estás seguro que la serpiente sea venenosa.

Has lo siguiente después de recibir la mordida:

  • Lava la herida con agua y jabón lo más rápido posible, para retirar gérmenes y la mayor cantidad de veneno posible de la herida.
  • Inmoviliza de ser posible la zona afectada por debajo de la altura del corazón.
  • Quita anillos y prendas que puedan cortar el flujo sanguíneo.
  • Venda la zona por encima de la mordida a una distancia de 4 pulgadas lo suficientemente apretado para disminuir el flujo de sangre pero sin cortar la circulación.
  • Vaya inmediatamente a un hospital.
Califica este artículo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.