Saltar al contenido
Tipos de Serpientes >>

Cobra De Malí

serpiente de maliUna cobra para muchos evoca una imagen en la mente, una digna serpiente famosa por su aspecto amenazadora, puede incluso despertar una serie de emociones que van desde el asombro, miedo, respeto, amor e incluso al odio.

Y aunque esta serpiente icónica nos son bastante familiares, todavía se sabe muy poco sobre ellas. Como la especie llamada Cobra de Malí de la que conoceremos más, se extiende desde Senegal hasta Camerún y toda la zona climática sudanesa, conocida igualmente como cobra de Kati  “Naja katiensis”, es muy común que al sentirse en peligro se ensanche y comience a escupir veneno, la serpiente Malí puede llegar a vivir un periodo moderadamente largo, en cautiverio se ha registrado entre 15 y 20 años.

Descripción

Esta cobras al igual que otras especies de naja tienen la habilidad de levantar la parte delantera de su cuerpo mientras que simultáneamente agranda la zona de la cabeza para mostrar lo que comúnmente llamamos una «capucha», tiene escamas lisas y pupilas redondeadas.

Pertenecen a especies más pequeñas de cobra, la especie malí cuando es adulta crecen en longitudes de 1 a 2 mts. La coloración de esta especie es similar a la cobra roja, por lo que a veces se confunde como una subespecie occidental de la cobra roja, que vive solo en el noreste de África. Las partes abdominales son de color crema, el resto del cuerpo es de color marrón rojizo. Los más jóvenes tienen dos franjas negras en el cuello. En la adultez la parte inferior de la cabeza y cuello son mas brillante. Las poblaciones occidental de la cobra de malí tienen dos franjas, gris oscuro y color marrón claro en la cabeza, en general la coloración es más clara que en la cobra roja.

Es una especie activa, tanto de día como de noche, con un aumento de movimiento al atardecer y al amanecer, durante los días calurosos se esconde en guaridas desiertas o lugares terciarios.

cobra de malí

Morfología

El cuerpo de la cobra de malí es delgado, ligeramente aplanado. Con una cabeza ancha y plana con un hocico redondeado, al igual que otras cobras esta serpiente tiene una capucha formada por costillas largas. El color del tronco de la serpiente es generalmente gris, mientras que la cabeza es naranja o amarillenta.

De color pardo claro uniforme se puede apreciar la espalda, además se debe tomar en cuenta sus dos anillos negros detrás del cuello, y el vientre un poco rosado. Se trata de una especie de serpiente venenosa y de comportamiento agresivo que no llega a superar los 2 metros de longitud.

Distribución y hábitat de la Cobra de Malí

Se estima que se encuentra al oeste del continente africano, Gambia, Burkina Faso, Malí, el norte de Nigeria, Togo, Ghana y la República Centroafricana, Guinea Bissau, Costa de Marfil, en el sur de Mauritania, Níger y Chad, y algunos otros países. Habita en praderas tropicales y subtropicales, sabanas, bosques abiertos en zonas climática sudanesa, que experimenta precipitaciones anuales entre 1.000 y 1.500 mm.

Alimentación

Su comida favorita son los roedores, reptiles, otras serpientes y pájaros. Incluso caza ganado es el momento en que generalmente se encuentra con el hombre. suelen ser presas de otros depredadores como el pájaro secretario, ratones, ratas, ardillas, conejos y mangostas.

Reproducción

Tras un constante cortejo que se inicia con un acercamiento sigiloso del macho, de lo contrario la hembra podría matarlo de un mordisco. Luego del periodo de cortejo se lleva a cabo la unión que puede durar hasta tres horas.

Se creyó que la hembra era muy agresiva durante el período de incubación. La realidad es bien distinta, ya que es tímida y reservada esta huye rápidamente hacia la selva ante la presencia del ser humano o de cualquier depredador.

La cobra malí hembra se defiende activamente frente a otros depredadores como la mangosta, si algún huevo ha quedado al descubierto, lo introduce de nuevo en el nido. La vigilancia de los huevos tiene el coste fisiológico adicional que supone no alimentarse durante un largo período.

Enemigos

Para los humanos las cobras de malí o cualquiera, pueden parecer tan grandes y malas que es difícil imaginar que algo pueda comerse a este animal tan mortal. La realidad es que la vida es dura para una serpiente y la seguridad de los depredadores no es algo seguro.

El enemigo más conocido de las serpientes malí es la mangosta, su velocidad del rayo le permite morder rápidamente la parte posterior del cuello y la cabeza de una cobra antes de que pueda defenderse. Otros enemigos son las aves rapaces y otras serpientes.

Estrategias de Defensa

Puede ser difícil de creer, pero las cobras, como todas las serpientes, son tímidas. La primera estrategia de una serpiente para evadirme a mí o a ti es escapar a la forma de cobertura más cercana y limitar la posibilidad de confrontación. En primer lugar, ninguna cobra va a intentar comerse a una persona, somos demasiado grandes.

En segundo lugar, incluso si una serpiente mordiera algo mucho más grande que ella misma, las posibilidades de que escape del encuentro son pequeñas, cuando una persona puede fácilmente tomar represalias con un palo u otro objeto sólido.

cobra de malí

Así que… la primera línea de defensa es huir, no tienen oídos externos, sino que responden a las vibraciones del suelo.

Pero hay veces en que incluso una cobra alerta es sorprendida por una persona confiada u otro animal grande. Cuando esto sucede, lo primero que se ve a menudo es la serpiente cobra desplegando una capucha; un impresionante despliegue, si lees entre líneas, dice claramente «Tengo miedo pero no me pongas a prueba, me defenderé si te acercas demasiado».

Las cobras también silban a menudo y cuando se usan en combinación con la capucha hacen que su exhibición sea inolvidable. Al igual que cuando una serpiente de cascabel hace sonar su cola, el hecho de encapucharse y silbar no es una señal de agresión. Estas son señales de advertencia destinadas a ser vistas y escuchadas a una distancia segura.

veneno

El veneno es más fuerte que la Cobra Roja y puede causar la muerte de la víctima. En caso de peligro, si no puede escapar, generalmente escupe veneno en los ojos del atacante con precisión a una distancia de hasta 5 mts por eso le dicen serpiente escupidora de malí.

Amenazada la serpiente se levanta ya erguida infla su capucha, tratando de asustar al enemigo. Si esto no ayuda, entonces la cobra abre la boca y se dispara un chorro de veneno a la cara en especial los ojos son los más afectados.

Si no se lavan, el veneno puede causar ceguera total, las glándulas venenosas pueden contener hasta 100 mg del veneno. la toxina de la cobra de malí escupidora consiste en neuronas y cardiotoxinas. También en el veneno hay citotoxinas que destruyen el tejido en el sitio de la picadura y causan necrosis, según la investigación, la serpiente es responsable de 5.5% de las mordeduras de serpiente.

La mayoría de las mordeduras son «mordeduras secas» (una mordedura seca es una mordedura de serpiente venenosa que no inyecta veneno). Aproximadamente el 45-50% (a veces más) de las mordeduras de la mayoría de las especies de cobras son mordeduras secas y por lo tanto no causan envenenamiento.

La mas eficaz en causar un envenenamiento se encuentra en África Occidental. Su veneno contiene neurotoxinas, postsinápticas, cardiotoxinas y citotóxica. La cobra de Mali es responsable de la mayoría de las mordeduras de serpientes en Senegal.

Algunas especies inyectan veneno en muchas de sus mordeduras, pero todavía tienen un alto número de mordeduras que no envenenan y algunas de esas especies incluyen: Naja sumatrana, Naja melanoleuca, Naja mossambica y Naja katiensis. Entre los géneros, hay algunas especies en las que las «mordeduras secas» son muy raras.

Consejos

  • Todas las especies del género Naja son capaces de dar una mordedura fatal a un humano, así que siempre hay que ser prudentes..
  • Llevar ropa y calzado adecuado, unas botas de material grueso y altas, pantalones y guantes sirven de gran protección contra las cobras.
  • Si no deseas capturar o manipular la serpiente pero te encuentras con ella aléjate calmadamente para que no se sienta amenazada.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Partesdel.com, equipo de redacción profesional. (2018, 04). Cobra De Malí. Miguel García. Obtenido en fecha, desde el sitio web: https://serpientess.com/mali/.